Rojas Ciudad Rojas Ciudad
Ciudad de Rojas, Provincia de Buenos Aires, República Argentina.
12158 lectores
Última actualización: 14:32
Facebook Twitter RSS
Una producción de Rojas Ciudad

Las alegres comadres de Rojas: El funcionario que sale con pibas menores de edad

Claudia y Cristina, dos vecinas de Rojas que además son comadres, ya que ambas son madrinas de los hijos de la otra, son dos chismosas que se cuentan a diario todo tipo de cosas, mientras barren la vereda, mientras hablan de todos los dimes y diretes que ocurren cotidianamente en nuestra sociedad.
Las alegres comadres de Rojas. (Dibujo: Rojas Ciudad)

Claudia y Cristina, dos vecinas de Rojas que además son comadres, ya que ambas son madrinas de los hijos de la otra, son dos chismosas que se cuentan a diario todo tipo de cosas, mientras barren la vereda, mientras hablan de todos los dimes y diretes que ocurren cotidianamente en nuestra sociedad.

-¡Qué horror, doña Claudia, lo que me acabo de enterar! Casi le diría que se me revuelve el estómago.

-No me venga con intrigas, doña Cristina, vayamos al grano. La veo muy preocupada, y eso me asusta.

- El tema, Claudia, es que me acabo de enterar que un funcionario del municipio, que le gusta hacer alineación y balanceo con menores de edad, se aprovecha de chicas que no tienen recursos, para hacerles… bueno, usted sabe, no me haga decir guarangadas.

- Si es el mismo que yo pienso, Cristina, el hombre sale con varias pibas menores de edad y jovencitas, y a muchas les paga el alquiler de la casa. Encima, se la pasa sentado en el bar Dominga tomando cerveza con chicas que podrían ser sus hijas, o nietas, nunca con alguien de su edad.

- Tal cual, comadre Claudia, y lo más extraño es que por las noches deambula dando vueltas en su auto hasta las 4 de la mañana. ¿Qué busca? Yo no sé cómo hace para despertarse al otro día para ir a trabajar… el Supremo Hacedor tiene a cada impresentable en el municipio…

-Pienso lo mismo, Cristina, si quiere le cuento lo que hizo con dos chicas lesbianas rojenses en Junín, pero no se lo diga a nadie, tengo miedo a las represalias, este hombre es un ser muy nefasto.

-Me lo cuenta otro día, ña Claudia, ahora dejo la escoba porque se me quema la comida. Estoy haciendo revuelto gramajo.

- ¡Qué rico, Cristina! Después me pasa la receta.

-Encantada, doña Claudia. Hasta luego…

Comente esta nota

CV rock
Ponte Guapo