Con sede en San Nicolás

Visitó Rojas el titular de la Superintendencia de Seguridad Interior Norte 2

Un pasaje de la reunión del miércoles.
Un pasaje de la reunión del miércoles.

El intendente Claudio Rossi y el secretario de Seguridad Miguel Núñez se reunieron con el comisario general, Juan Carlos Galeano.

La visita del titular de la Superintendencia de Seguridad Interior Norte 2 con sede en la ciudad de San Nicolás se produjo el pasado miércoles 20 de mayo en el marco de las reformas dispuestas por el ministro de Seguridad Provincial, Sergio Berni en la estructura de mandos de la Policía bonaerense, proceso que se encuentra en plena ejecución.

La visita protocolar fue de utilidad para que el funcionario policial se pusiera al tanto de los puntos que el área de seguridad de nuestro distrito está necesitando reforzar, informarse sobre la estadísticas del mapa del delito y evaluar la participación del personal policial en las acciones que derivan de controlar el cumplimiento de las medidas de prevención dispuestas en esta pandemia del COVID-19.

En cuanto a los cambios que implementa el ministro Berni, en lo que respecta a Rojas, el cambio más visible será que a partir de ahora la ciudad dejará de estar en la órbita de la Jefatura Departamental Pergamino pasando a depender de esta Superintendencia que comanda el comisario Galeano.

De momento este será el cambio más notorio, ya que la mayoría de las modificaciones en las estructuras de mando tiene como premisa a las ciudades de más de 70 mil habitantes.

En declaraciones al programa radial “El Nuevo en Radio”, Galeano manifestó que con estas reformas va a poder tener una mayor presencia en sus diez distritos a cargo y entonces el contacto con las autoridades de nuestra ciudad será más periódico, razón por la cual estima que no deberán presentarse mayores dificultades en materia de seguridad.

Sobre las medidas dispuestas por Berni, adjuntamos un extracto de las aristas más salientes:

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni dispuso cambios en la estructura de mando de la Policía en los 44 distritos bonaerenses con mayor población que contarán con un jefe policial que tendrá a su cargo todas las unidades de prevención y control del delito que cumplan funciones en las calles del municipio.

La medida fue dispuesta por la resolución 341 del Ministerio de Seguridad que dispone una reestructuración orgánica y funcional de la Policía en esos distritos con el objetivo de unificar el mando y control del personal que realiza tareas de patrullaje y prevención del delito.

Se trata de la creación del Jefe de Estación de Policía Departamental de Seguridad, cuya jurisdicción territorial se corresponderá con la del municipio y que tendrá a su cargo a la Policía Local, el Comando de Patrullas, todas las comisarías de la jurisdicción y la comisaría de la Mujer y la Familia.

Una fuente de la cartera de Seguridad explicó a Télam que en la actual organización policial “la responsabilidad de conducción se licúa en tres o cuatro jefes que integran distintas líneas de mando superpuestas en el territorio”.

“Todas las áreas policiales uniformadas que están en la calle realizando tareas de prevención y reacción frente al delito, como la Policía Local, el Comando de Patrullas, las Comisarías y la Comisarías de la Mujer, responden a jefes distintos que están en la cúpula policial. La policía se organiza en compartimentos estancos que no dialogan ni coordinan entre sí”, graficó.

Para ello, la cartera de Seguridad consideró necesario “unificar el mando, comando y control de todas estas unidades policiales en un solo jefe uniformado, que se haga responsable del proceso de planificación, ejecución y control del despliegue policial”.

El nuevo esquema de seguridad

Se aplicará a los 44 distritos que tienen más de 70.000 habitantes y a otros 14 que, si bien tienen menos población, no habían adherido a la creación de la Policía Comunal prevista para los municipios más chicos.

La nueva estructura determina que el jefe de Estación Departamental dependerá de un jefe de Región y luego seguirá el Jefe de la Policía Bonaerense y el ministro de Seguridad.

Para coordinar las instancias provincial y municipal, se creará una Mesa de Coordinación Local que tendrá entre sus objetivos elaborar un mapa del delito y planificar las acciones de la Policía para su prevención de acuerdo a la realidad de cada distrito para diseñar un Plan Integral de Seguridad Local.

El objetivo es también promover una utilización más eficiente de los recursos logísticos empleados en el trabajo policial, especialmente el combustible y la adquisición, mantenimiento y reparación de los edificios y móviles policiales.

Además, busca asegurar la integración funcional entre los Centros de Operaciones de Monitoreo (COM) que implementaron los municipios, con las unidades policiales que actúen en el territorio, a fin de que el impacto del despliegue policial, tanto preventivo como reactivo, se potencie a través de las herramientas tecnológicas de las comunas.

“Ninguno de estos cambios implica una delegación del mando policial en los gobiernos municipales”, aclaró la fuente, aunque aseguró que “otorga una mayor injerencia a los intendentes en la problemática”.

Agregó que la provincia “cuenta con 135 municipios con realidades sociales, económicas, institucionales y criminológicas muy diversas y por lo tanto esta reorganización del funcionamiento de la policía en el nivel municipal, da cuenta de los cambios que se han producido en los últimos años en las capacidades de los gobiernos locales en torno a la seguridad”.

Lectores: 680

Comentarios