Rojas Ciudad Rojas Ciudad
Ciudad de Rojas, Provincia de Buenos Aires, República Argentina.
3050 lectores
Última actualización: 22:00
Facebook Twitter RSS
Venenos en el camino

La falacia de "las buenas prácticas agrícolas" en Junín

Más de treinta bidones desechados por productores agropecuarios en un campo de La Agraria, muestran a las claras el descontrol en el uso y abuso de agrotóxicos en el distrito de Junín y la falacia que resultan los anuncios municipales acerca de la implementación de “buenas prácticas agrícolas”.
Captura del video realizado tras la denuncia del Foro de Ambientalistas Junín (Fodaj).

Más de treinta bidones desechados por productores agropecuarios en un campo de La Agraria, muestran a las claras el descontrol en el uso y abuso de agrotóxicos en el distrito de Junín y la falacia que resultan los anuncios municipales acerca de la implementación de “buenas prácticas agrícolas”.

Según informa Semanario de Junín, hace un par de semanas, la Municipalidad local, junto a las entidades rurales del partido, anunció la adhesión al programa “Municipios Verdes” que otorga una fiscalización a los productores por el buen uso de los venenos, otorgada –vaya sorpresa- por la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), conformada por quienes promueven este tipo de prácticas “drogadependientes” en la agricultura extensiva de nuestro país.

Hace casi dos años, la comuna promovió una charla con productores, también para generar “Buenas prácticas” (algo contradictorio desde el punto de vista semántico ya que no pueden ser positivas cuando se utilizan tóxicos en la producción de alimentos), esta vez con la participación de la CASAFE, la cámara que nuclea a las empresas que “venden” los agroquímicos.

Más allá de que la gestión del intendente Pablo Petrecca no controle las fumigaciones y Junín esté en una virtual emergencia ambiental por un sinnúmero de otras inacciones, se puso a los “lobos para cuidar a las gallinas” y así y todo, los resultados están a la vista: un absoluto descontrol.

Los herbicidas hallados están enmarcados en baja y media peligrosidad (pero todos son tóxicos) y en el caso de Dicamba (como se ve en una de las cajas), su pulverización -según la ordenanza 6425- debe realizarse a más de 500 metros de sitios poblados por ser tóxico.

Comente esta nota

Ponte Guapo