La ciudad

Rojas sufre una nocturnidad que está al límite de generar hechos irreparables

Tensión.
Tensión.

Con este titular buscamos reflejar la realidad de las madrugadas rojenses de sábados y domingos de la manera que menos agresividad genere en el lector, ya que el cúmulo de situaciones que ponen en peligro no sólo a quienes viven la nocturnidad, sino a todos los vecinos, es muy significativa.

Este sábado alrededor de las 5.30 de la mañana se sucedieron hechos de violencia públicos y notorios, los que eclosionaron en una pelea en la Plaza San Martín con dos hombres lesionados, pero que habría comenzado minutos antes a la salida del local nocturno ubicado en Tormey y Paso.

Fue necesaria la intervención de tres patrulleros de la Policía Comunal, los inspectores de tránsito y la concurrencia de una ambulancia del SAME local que traslado a quien evidenciaba haber sufrido mayores consecuencias, yaciendo sobre el cordón de la Plaza, frente al templo parroquial.

Los efectivos policiales debieron extremar su tarea para controlar una situación en la cual uno de los participantes de los disturbios que presentaba una herida sangrante en su rostro, se resistía a acatar lo que estos agentes le solicitaban para terminar retirándose del lugar a bordo de una camioneta Amarok color blanco, cuyo conductor lo traslado  finalmente a la guardia del Hospital, donde se vivieron momentos de suma tensión por coincidir para su atención, quienes serían los dos protagonistas de la publica trifulca.

Allí también debieron desplegarse los patrulleros de la Comunal para, primeramente garantizar la seguridad de las personas que estaban trabajando en el Hospital y preservar los bienes públicos.

Todo esto se desarrolló entre las 5.30 que referimos más arriba y las 6.15. A las 8,30 volvimos a concurrir al Hospital Unzué para consultar sobre el estado de los dos sujetos que atendieron en la guardia, siendo informados que ambos ya se habían retirado, desconociendo hasta el presente si se formó una causa judicial al respecto, ya que hasta aquí podemos relatar sucesos que pudimos confirmar, no resultando así con los rumores que circularon sobre el hecho respecto a una agresión que habría sufrido una agente policial durante su intervención en estos hechos.

Cabe acotar que hasta el presente no se ha conocido información oficial sobre el episodio, si bien han difundido una publicación donde dan cuenta de un detenido por ocasionar disturbios a las 6.10 horas en la esquina de Tormey y Paso, lugar donde una hora antes habrían empezado los sucesos que relatamos:

ESTACION DE POLICIA COMUNAL DE SEGURIDAD ROJAS - FECHA: sábado 26 de septiembre de 2019 - APREHENSIÓN POR INFRACCION AL DECRETO LEY 8031/73 - (Código de Faltas Contravencionales de la Provincia de Buenos Aires) - Con fecha sábado 26 del corriente, siendo aproximadamente las 06:10 horas, personal de la Estación de Policía Comunal de Seguridad de Rojas, en constantes recorridas en la ciudad, implementando tareas de fines preventivos ante comisión de ilícitos y faltas en general, procede a la aprehensión de un masculino mayor de edad, el cual se encontraba en Avenida Tormey y calle Paso de este medio ocasionando disturbios en la vía publica en evidente estado de ebriedad. Ante esta circunstancia se lo traslada a la cede de comisaría a fin de instruir actuaciones contravencionales por Infracción al Decreto Ley n º 8031/73 Código de Faltas Contravencionales de la Provincia de Buenos Aires con intervención del Juzgado de Paz letrado de Rojas, a cargo de S.S. Dr. Luciano Callegari. –

A todo esto hay que sumarle el ruido que producen de manera intencional una gran cantidad de motociclistas con sus escapes libres, llegando incluso en ese comportamiento a acelerar al máximo en la propia esquina de la Comisaría, como una forma de provocación a las autoridades.

Combo que agrega los accidentes continuos con motos como protagonistas, con resultados fatales en alguno de ellos, sin que estos finales trágicos lleven a formar conciencias sobre esas conductas.

Sin olvidar los actos de vandalismo que no solo rompen o dañan propiedades y vehículos de vecinos en ese horario de las madrugadas, sino que la falta de control lleva a hechos de suma gravedad como el sucedido en el mes de agosto pasado cuando dañaron un caño de gas sobre calle Dorrego en el Instituto San José en la misma jornada donde hubo un grave accidente de motos en Ruta 45 y Larrea.

Todo esto nos lleva a repetir un punto de vista reflejamos en cada nota por este tipo de sucesos:

Será el tiempo de dejar de hablar tanto con planes que nunca se puede saber si se ejecutan y que resultados tienen, para pasar a medidas concretas que la legislación vigente permite, es decir que las herramientas legales existen y no vamos aquí a dar una catedra sobre ellas, pero si se supone que las autoridades las conocen; resultando entonces una cuestión de decisión política hacer lo que la ley dice.

Lectores: 10916

Comentarios