Una producción de Rojas Ciudad

Las alegres comadres de Rojas: Tres muchachas rojenses y una orgía con el negro (que no es el del whatsapp)

Las alegres comadres de Rojas. (Dibujo: Rojas Ciudad)
Las alegres comadres de Rojas. (Dibujo: Rojas Ciudad)

Claudia y Cristina, dos vecinas de Rojas que además son comadres, ya que ambas son madrinas de los hijos de la otra, son dos chismosas que se cuentan a diario todo tipo de cosas, mientras barren la vereda, hablan de todos los dimes y diretes que ocurren cotidianamente en nuestra sociedad.

-Doña Claudia, ¡no sabe lo que me acabo de enterar!. Se la tiro así, sin anestesia. Alta fiesta se han mandado tres damas de la high society de Rojas con el negro que vende joyas en la Plaza San Martín

- Pero comadre Cristina: usted habla cada vez más raro, sobre todo desde que anda todo el día con el celular chusmeando en las redes sobre las vidas ajenas. De todas maneras, me interesa el chisme…

-La cosa es así, Claudia. La escribana, la comerciante de indumentarias y la mujer que le pone coto a todo, contrataron al negro joyero africano por sus atributos, y entre las tres lo exprimieron como una naranja. Ni una gota de nada le dejaron, parece que las chicas son insaciables. El negro se sacudía como perro mojado.

-A mí también me llegó ese rumor, ña Cristina. Es más, una de ellas hace poco le tiró toda la ropa a la calle al dorima. Es una de las más bravas, le gusta más la festichola que a mí el arroz con leche.

-El tema ha trascendido tanto en Rojas, Claudia, que una amiga de las muchachas le preguntó si era cierto, y la dama negó todo, como corresponde.

-Bueno, Cristina, la dejo que tengo que hacer un pollo al horno para el patrón, que en plena cuarentena me tiene de un lado a otro.

-Vaya, vaya, Claudia, yo voy a hacer mandados a ver si me entero alguna otra travesura del negro bien dotado, que seguramente si las tres pibas le hacen buena propaganda, va a dejar de vender joyas para seguir el viejo oficio de taxi boy.

-Hasta luego, Cristina…

-Hasta luego, Claudia….

Comentarios