Atención vecinos

Bromatología municipal alerta sobre la presencia de serpientes venenosas en la zona rural

Máxima precaución.
Máxima precaución.

Pilar Villar, titular del área, difundió un audio donde informa de una denuncia del productor rural Martín Audiffred sobre la muerte de una vaca que habría sido mordida por una serpiente que sería una yarará, según le manifiestan trabajadores rurales oriundos de Santiago del Estero que se están temporalmente en nuestra ciudad.

Estos sobre baqueanos alertaron además la presencia de más cantidad de estas víboras que ellos mismos habían matado con unas palas y que por su conocimiento, serian yararás como ya referenciamos arriba o de una especie aún más peligrosa.

La funcionaria indica que se han puesto en contacto con el centro de zoonosis provincial a los fines de indicar las medidas preventivas que eviten nuevos episodios que pongan en riesgo la vida de las personas y los animales.

También hace saber que en nuestra región sanitaria no cuentan en la actualidad con dosis del antídoto para estos casos; cuestión de extrema gravedad que deberá ser resuelta con la premura que la situación exige.

En este audio, la directora de bromatología hace referencia a que el vacuno habría muerto de manera instantánea, hecho que el productor Audiffred desmiente en declaraciones posteriores al relatar que, esta vaca agonizo cuatro días antes de perecer.

Guía de serpientes venenosas (Centro de Zoología Aplicada de la Universidad Nacional de Córdoba)

Se pueden encontrar, durante todo el año, pero se las observa más fácilmente en la época estival y a las horas de más calor, las siguientes serpientes consideradas venenosas:

YARARÁ – CASCABEL – CORAL

·  NO introducir las manos en huecos de árboles, nidos o cuevas, ni debajo de troncos caídos, pilas de leñas o piedras, ni salte estos obstáculos sin ver previamente donde caerá. Inspeccionar primero con un palo.

·  USAR calzado cerrado, preferentemente de caña alta, de cuero o goma gruesa, cuando concurra a la zona rural.

·  LIMPIAR una superficie amplia alrededor de la vivienda o el campamento. “Las víboras evitan lugares sin maleza o yuyos”.

·  NO dejar restos de comidas o hacer fuego cerca de la casa o carpa porque los alimentos o cenizas calientes atraen a roedores y por ende a las víboras.

·  REVISAR el lugar antes de defecar u orinar a campo abierto.

·  ANTE un cambio repentino de clima o la proximidad de tormenta eléctrica, cerrar aberturas domiciliarias a fin de evitar el ingreso de víboras en busca de refugio.

·  Si se encuentra una víbora viva, NO intentar jugar con ella.

·  Si encuentra una víbora muerta, NO TOCAR con la mano la boca de la misma, porque el veneno puede seguir activo; en estos casos, conviene quemarla.

·  NO transportar víboras vivas en frascos o bolsas; conviene llevarlas en latas cerradas y rotular con una leyenda visible: “PELIGRO: VÍBORA”.

·  Trasladar al accidentado lo más rápido posible al CENTRO ASISTENCIAL más cercano.

·  Tranquilizar y mantener en reposo.

·  Aflojar ropas, calzado, cinturón.

·  Dar al accidentado líquidos, calientes y azucarados, en cantidad abundante (té, mate, café)

·  NO hacer cortes en el lugar de la mordedura.

·  NO hacer ligaduras ni torniquetes en el miembro lesionado

·  NO cauterizar la herida.

·  NO dar bebidas alcohólicas ni echar solventes de ninguna clase en la herida (kerosene, nafta)

·  NO permitir que el accidentado se agite corriendo o caminando

·  NO tratar de extraer el veneno succionando con la boca la herida (Puede ocurrir que el asistente tenga alguna lastimadura en la cavidad bucal o carie y el veneno se introduzca en su cuerpo).

·  El único tratamiento específico y eficaz es la aplicación del suero antiofídico correspondiente.

·  Cuando alguien es mordido por una serpiente, debe tratar de fijarse en el tipo de víbora que lo atacó, para luego describirlo a fin de tener una idea preliminar del agresor y determinar el tipo de suero a utilizar en el tratamiento.

***

Lectores: 4209

Comentarios